La Economía de la Confianza: La nueva economía global

La primera forma de pago del mundo fue el trabajo. No eran alimentos, no eran bienes considerados valiosos; todo se resumía al valor de la fuerza. Luego lo fueron todo aquello que el hombre podía producir (animales, víveres, artilugios), y finalmente llegaron los metales preciosos y la moneda.

Todo aquello donde el hombre pone su confianza se ha convertido en instrumento básico financiero. Aun así siempre han existido medios para hacer fraude, falsificar monedas o violentar la confianza de los mercados, pero esto no ha sido una barrera para el crecimiento y el desarrollo de las economías en todos sus aspectos.

Hemos construido grandes ideas que se han transformado en medios, productos y marcas que generan confianza a pesar de esos trasiegos.

Hoy en día es cierta la afirmación “La moneda de la nueva economía es la confianza”, tal como plantean expertos como Rachel Botsman y David Eitheredge. El capital más importante es la reputación y la relación que puede generarse entre consumidores y marcas. Los casos como Amazon y Alibaba reflejan el giro más transcendental de las personas hacia las compras online, sin palpar el producto, sin ver el rostro de un vendedor y solo confiando en la afirmación de integridad y la reputación de las empresas que venden.

A la vez estas empresas dan la oportunidad a que cualquiera pueda utilizar sus plataformas “Confiables y seguras” para proveer productos y servicios más allá de las fronteras que un minorista local pueda conocer.

Influyen nuevos factores en la economía global, factores que no necesariamente provienen del Sistema financiero como lo conocemos, no dependen del modelo tradicional, muchos son piezas de la era digital y de la transformación que han sufrido las relaciones interpersonales, que a su vez afectan el modo en que compramos y vendemos; con esto también surgen nuevas preguntas que ponen bajo el escrutinio temas de objetivos como vender, producir, fidelizar clientes etc. etc.

¿Es más importante una buena relación con un cliente que el dinero que este cliente trae a mi negocio? La respuesta está dispuesta y resuelta en el mismo orden en que se manejan los negocios desde el principio de la historia, primero la relación y después el dinero (la retribución). Sin una relación de confianza con tu comprador, aun la más breve, no podrías generar beneficios económicos.  Es por lo tanto imprescindible en una era de globalización entender que lo que siempre ha movido todas las transacciones del mundo es la cuerda de la confianza, por donde van y vienen productos y servicios.

“Si no estás trabajando para construir y demostrar confianza entonces el futuro podría dejarte atrás mientras que este concepto de la economía de la confianza se vuelve Global y en la más valorada moneda de todos los tiempos.” Adriana Stan.

Para que una empresa pueda iniciar este proceso debe empezar a ser accesible, autentica, honesta y transparente. Estos principios son fundamentales en el crecimiento de la economía de la confianza.

Veamos algunos ejemplos de estos cuatro pilares de la “Trust Economy”:

Uber: A pesar de varias demandas y escándalos sobre su fundador Uber es una empresa confiable para millones de consumidores, que han traducido esta confianza en billones de dólares. Los usuarios confían en el APP y la comunidad (Capital de Reputación), es una empresa amigable, familiar, fácil de entender y hace que te sientas en control. Todos los factores que generan confianza son los mismos que generan negocio.

Amazon: La cualidad de ser honestos es su principio más fuerte. Se conecta con una personalidad verdadera, que cumple lo que promete. Protege la información del usuario, respeta su privacidad, actúa con transparencia e integridad, tiene una excelente política de devolución, está orientada al cliente y tiene un excelente servicio de soporte inmediato. Todo esto genera confianza.

The Wall Street Journal: Es el diario más leído por todos los Estadounidenses, sin importar su partido, esto habla de que su veracidad es tan fiel que trasciende a las ideologías.

El Mercado de Valores y los puestos de bolsa que estén iniciándose en este proceso de economía basada en la confianza, integrando características y principios  que construyen relaciones ponderosas; estarán un paso adelante en la generación de fidelidad, en las ventas y hasta en aspectos comunicacionales.

Para sobrevivir y crecer de manera robusta en un mundo donde muchas cosas son relativas es importante mantener estoicamente los principios que mueven a las industrias, todos ellos nos llevaran a comprender el valor de la confianza.

Las inversiones representan parte esencial de las vidas de las personas; con ellas caminan los sueños, los anhelos de realización, el futuro económico doméstico y el de las compañías. Todas estas cosas nacen en las personas, las inversiones nacen en las personas, por lo tanto, lo más importante para ellos y para nosotros es transaccionar a través de la cuerda de la confianza, de donde penden los mejores negocios por venir dado que es la confianza la nueva unidad de la economía; una que siempre estuvo detrás de todo el entramado financiero del mundo y que ahora viene a ser la piedra angular de la innovación, de los servicios y el mundo de los negocios.

SUSCRÍBETE
a ALPHA INSIGHTS

Entérate de las últimas novedades en materia económica y financiera: tasas, cotizaciones, news y todo lo que quieres saber del Mercado de Valores.